Vender Calidad

29 julio 2014
Comments: 0
Category: Sin categoría
29 julio 2014, Comments: 0

Supongo que nadie en sus cabales se atrevería a contestar a un cliente desencantado por la calidad de un producto comprado recientemente: ¿por ese precio que esperaba?

Cuando un cliente se acerca a un profesional de la ferretería o la cerrajería “es posible” que lleve la intención de hacer el menor gasto para cubrir su necesidad, pero “es seguro” que va a exigir del producto  la mayor satisfacción, y sólo él sabe cuál es su vara de medir esa satisfacción.

Si tomamos como buena la teoría resumida en la pirámide de Maslow, la seguridad, que es en el tramo en el que nosotros trabajamos, está en el segundo escalón, inmediatamente después de las necesidades más básicas del ser humano.  Interpreto que si cuando un cliente va a comprar un elemento para fortalecer su seguridad, la de los suyos y la de sus bienes,  si la inversión no pone en riesgo sus necesidades básicas, es terreno abonado para poderle aconsejar un producto de mayor calidad y asegurarnos su satisfacción.

Nuestros clientes nos trasladan diariamente su preocupación por el precio. Preocupación, por otro parte, que responde a una realidad de mercado.  La inestabilidad laboral retrae el consumo, y el cliente final no quiere hacer gastos extraordinarios, que aun pudiendo permitírselo en muchos casos, la situación no se lo aconseja. Pero en pocas ocasiones se para, o le hacemos pararse, a pensar en el pequeño coste que supone una buena protección, en comparación con el bien protegido.

Por otro lado los negocios de nuestros clientes han bajado su facturación por el descenso de la venta  en unidades y  además se ven obligados a vender productos de menor valor, lo que aún agrava la situación de sus negocios, por volumen y por margen, ya que con el producto económico hay que competir con el intrusismo. Cualquiera puede acceder hoy en día a productos low cost y salir a la calle a competir. Esta es una guerra que sólo se puede ganar con productos diferenciadores y de calidad.

Sin negar la evidencia de la preocupación por los precios, no podemos de dejar de ver la sensibilidad que hay en este momento en el mercado por una mayor seguridad, y nosotros, fabricantes y distribuidores, tenemos la responsabilidad, y la oportunidad, de dar respuesta a esta demanda con productos de calidad que sirvan realmente para su fin: Proteger personas y bienes.

Desde SIDHE estamos apostando por ofertar a nuestros clientes productos de calidad que aporten un valor añadido a su negocio y la seguridad de la satisfacción del cliente final.

Está en nuestro día a día la colaboración con los fabricantes que representamos para dar respuesta a esas necesidades que se detectan en nuestros mercados.

Os invitamos a hacer este viaje con nosotros.

Un saludo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *